Volkswagen Golf GTI 220 CV: Parte III; Motor, dinámica de manejo y conclusiones

 No hay comentarios

 

Esta es la parte más entretenida del GTI. Su motor ya que cuenta con un motor 2.0 Turbo y 220 CV que lo hace un verdadero cañon, entregando un par máximo de 350 Nm entre las 1.500 a las 4.400 RPM.

REVISA LA PRIMERA PARTE 

REVISA LA SEGUNDA PARTE

Con esta planta motriz, logra una velocidad punta de 240 km/h, y acelera a 100 km/h en sólo 6,5 segundos.

2.0T DE 220 CABALLOS: UN CAÑON

Ya al prender el motor sentiremos un sonido ronco que nace desde su parte trasera, dándonos una sensación de que tengo un motor potente y “con sed” para que lo aceleres. Su aislación es excelente, no se escucha el ruido exterior, pero al apretar el acelerador sentimos un sonido ronco con algunas “detonaciones” al forzar más las marchas, una delicia.

El consumo en ciudad nos dio un promedio de un 7,5 km/h por litro, manejando como ustedes y yo lo harían, de una manera ágil, sin arrastrar las marchas, claro es un GTI. A veces de una manera deportiva, en carretera nos dio un promedio de 14 km por litro a 120 km/h, por supuesto que si queremos andar en modo “Sport” el consumo promedio baja a 5 a 6 km/h. Está homologado por el 3CV (Consumo Vehicular) con un consumo en ciudad de 12 km/l, de 18,2 km/l en carretera y un mixto de 15.2 km/l.

La caja puede ser manejada en modo Normal, Sport o con las paletas al volante. Al manejarlo en modo normal la caja DSG (seis cambios, doble embrague) cumple con su prometido, entregar suavidad y buen control de los cambios, si apretamos el acelerador a fondo notamos como automáticamente despierta entregándonos su potencia por lo cual es tan conocido, pasando cambios muy, muy rápido (otro de los placeres del GTi y en general de las DSG) entregándonos un tirón en los asientos, una sensación bastante entretenida a quienes nos gusta sentir la adrenalina.

Al cambiar al modo “Sport” automáticamente el auto anda bastante más ágil y pasa los cambios alrededor de las 6.000 revoluciones, sintiendo como ruge el motor y no pasa desapercibido donde uno se encuentre. En este modo las recuperaciones son notables, sin darnos cuenta estamos sobre la velocidad permitida en un par de segundos y con el motor empujando y empujando.

En suma, nos encontramos con un auto que llega full equipado y con un motor con un 10% más potente que su antecesor. Una delicia para los que les gusta pistear con seguridad, y con un agilidad que costará encontrar en su segmento. ¡Queremos saber tu opinión!

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos